¿Cómo usar los juguetes anales?
1-Relájate para la experiencia que estás a punto de vivir.

Seas principiante o no, como con cualquier experiencia sexual es fundamental que te encuentres relajado y sin temores antes de comenzar. Es posible disfrutar de una experiencia anal con naturalidad y sin miedo a experimentar dolor, y esta relajación física y mental te será de gran ayuda.

2-Usa una lubricación adecuada. Antes de introducir el juguete es fundamental haberte decidido por un lubricante adecuado ya que esta zona carece de lubricación natural y sin ella la fricción resulta molesta y dolorosa. Los lubricantes más respetuosos con los juguetes son los lubricantes de base de agua pero éstos tienen el principal inconveniente de que han de reaplicarse continuamente. Para evitar esto y tener una lubricación continua, opta por un lubricante de base de silicona, siempre y cuando tu juguete elegido no sea de silicona, ya que es incompatible y dañaría el juguete. Sea cual sea tu opción escogida, asegúrate que sea un lubricante anal, ya que son fórmulas preparadas específicamente para el sexo anal.

En usuarios principiantes se recomienda usar un dilatador anal que anestesiará ligeramente el ano para que esta experiencia sea más relajante y placentera. Pulveriza un par de veces antes de introducir el juguete y enseguida notarás los efectos.

3-Dilata progresivamente: Es fundamental en usuarios principiantes que consigamos la dilatación adecuada y necesaria para poder disfrutar de nuestro juguete. Esto lo conseguiréis gracias a los dilatadores anales y también con los plug inflables. Los dilatadores son plugs de diferentes grosor y longitud con el que conseguiréis rápidamente la dilatación que buscáis. Los plugs inflables están fabricados de silicona habitualmente y presentan un pequeño manómetro para ir dilatando progresivamente.

4-Introduce tu juguete: Una vez ya nos hemos asegurado que la dilatación no va a producir dolor, introduce el juguete elegido y juega con él, muévelo, oscílalo, acciona su vibración si tiene o simplemente déjalo en su interior.

5- No olvides el resto de estimulación. Los juguetes anales son perfectos porque muchos de ellos se pueden dejar puestos en el interior mientras estimulamos otras zonas: coito vaginal, estimulación del clítoris, masturbación del pene, etc. Enriquecerá intensamente cualquier práctica sexual.

Mostrando 1–12 de 13 resultados

Mostrando 1–12 de 13 resultados