Siempre que ambos estén de acuerdo, en el BDSM está permitido infringir dolor, la humillación y la incomodidad del sumiso, ya que de hecho para ambas partes es una forma de placer sexual y en todo momento es un juego consentido en el que ambos reproducen un rol siempre consensuado al inicio de la relación. Gracias a los mejores juguetes sexuales BDSM.

Mostrando 1–12 de 81 resultados

Mostrando 1–12 de 81 resultados